Páginas

lunes, 27 de octubre de 2014

Elogio del Concepto Bobath

Tengo la sensación de que las personas que dedican su vida -trabajo y/o tiempo libre- a ayudar a los demás son más felices. (Aunque en el fondo todos nos ayudemos directa o indirectamente.) A esas personas, se les nota en la cara: en la sonrisa, la mirada. Es lo que les ha pasado a lo largo de esta semana a Lara y a Gràcia. Ellas han dedicado parte de sus esfuerzos en formarse y volcarse en la rehabilitación neurológica -Concepto Bobath-; en seguir aprendiendo para mejorar nuestra calidad de vida; son terapeuta ocupacional y fisioterapeuta, dos profesiones -como tantas otras- generativas, vocacionales y de entrega. Y a lo largo de la semana ya les notaba ese brillo en la mirada, esa gran sonrisa; el viernes al despedirme a la que le brillaban los ojos era a mí.
'Aquí salen muchas emociones y tratamos de lograr, entre todos, que la persona esté cómoda' Comentaba una terapeuta de un centro de Granada.

Otra semana más ha tenido lugar un curso intensivo de terapia neurológica y yo he estado de paciente. Muy satisfactorio y provechoso para ellas y para mí -salí con la espalda más recta que un palo, hacia siglos que no la tenía así, y eso lo consiguieron ellas después de muchas horas de trabajo y profesionalidad-. Si alguien se hubiera fijado en mi espalda o en mi planta al ponerme de pie el lunes, comparándolo con mi espalda y la calidad de mi paso del viernes, dirían... ¡¡magia!! Pero no, es el fruto de mucho esfuerzo y empatía, que da excelentes resultados.

...Ahora afirmo que no es una sensación: Ayudar y hacer felices a los demás hace que tú te sientas feliz.
Porque repito una y mil veces una conocida frase de Einstein: 'Una vida dedicada a los demás merece ser vivida'


"NO SON MILAGROS. ES CONCEPTO BOBATH"
Sonia Corresa

*Por cierto, informo de que hoy es el Día de la Terapia Ocupacional (TO) y de la gran labor -poco reconocida- y profesionalidad en la recuperación del paciente. Silvia Abascal contaba en su fantástico libro en el que detallaba su lucha: "Valiosa terapia para mí, no solo por los avances y logros conseguidos en aquella sala, sino también por la relación sembrada en ella con mi terapeuta"

lunes, 20 de octubre de 2014

Protagonistas

Ella no hubiera querido ser protagonista de 'La Calle de la Estrella', pero le ha tocado. Pues sí, el destino ha sido, no le demos más vueltas. Lo más probable es que si ella no estuviera en esa Calle, posiblemente no estaría escribiendo este post.
Ayer, 19 de octubre fue el Día Mundial contra el Cáncer de Mama; un día que sirve como 'excusa' para hablar de ello, para que nos recuerden que tenemos un compromiso social con las más de 22.000 personas diagnosticadas de cáncer de mama (el 1% hombres) cada año, sólo en España, y las que serán diagnosticadas (1 de cada 8 mujeres a lo largo de su vida). Un compromiso social como compañeros de mundo de todas estas mujeres que pelearon, pelean y pelearán en la gran batalla de su vida y que nos obliga a sensibilizarnos y a ponernos -por unos minutos- en su lugar. Un compromiso social con la investigación, la gran esperanza en el cáncer de mama, para  colaborar, para evitar recortes; que no nos recorten en salud, que no nos recorten las ganas de vivir, porque los diagnósticos aumentan, cada vez, más y más.

 Pero el cáncer de mama se cura, porque... "el cáncer de mama es una enfermedad que, si se diagnostica precozmente, tiene buen pronóstico con un alto porcentaje de curación de las pacientes"
...Y se sale, claro que se sale, con una vitalidad y optimiso tremendas. Con mucho aprendizaje y refuerzo.
Porque la lucha nunca será en vano: con la sonrisa puesta en el día a día, la mitad del trabajo ya está hecho; la otra mitad es reunir fuerzas para levantarse cada mañana como si no pasara nada.

Por todas nosotras, por ella.
   
                                                         

*Este post lo he escrito con el máximo respeto y cariño, buscando la palabra correcta para cada hueco. Os beso a todas :-)

lunes, 13 de octubre de 2014

Como ríos...

Hoy es el Día de la Psicología; hoy 13 de octubre (aquí, en España). Y le voy a dedicar un post no porque sea ya una señora psicóloga y esté en facultades de celebrar nada, es que estoy estudiando psicología. Bueno, estoy en primero y apenas llevo un mes, pero estoy aprendiendo taaaaaaaaaaaanto, estoy tan contenta.
La universidad es muy diferente al instituto y la actitud de la gente también -a veces para bien y otras para 'no tan bien'-. Conozco a gente, claro que sí, pero la integración no es fácil. Hay días en que me detengo y pienso: "pero quien c... me manda a mí estar aquí, complicándome la vida, pudiendo estar en casa levantándome a media mañana y no pegar ni chapa..." Y en seguida me contesto: "pues me lo mando yo, hay que hacer cosas 'o te mueves o caducas'  y ésta es una oportunidad para aprender y conocer mundo... y ole yo!!" Y mientras lo pienso, me convenzo.


Desde que anuncié que estaba matriculada en psicología, algunas personas de mi alrededor, me preguntaban: y con las carreras que hay, como es que has elegido psicología?
Elijo PSICOLOGÍA porque conozco el enorme poder que tiene la mente sobre nuestros actos, decisiones o nuestra salud, y porque le estoy absolutamente agradecida a esa ciencia.

Como en cualquier carrera, hay asignaturas preciosas, y otras no; igual que hay profesores maravillosos, y otros no tanto. Tengo una asignatura maravillosa, igual que su profesora: Psicología del Ciclo Vital. Esta rama de la psicología estudia los cambios que se producen en la persona desde que nace hasta que muere; todo su desarrollo físico, cognitivo, social... Y la importancia de la educación y valores (por parte de los padres) desde bien pequeños. 
Pues bien, como ya sabréis, a mí el tema de las frases con mensajes, moralejas y metáforas me encantan; y esta profesora, después de una explicación, nos puso una metáfora, que a mí #semeenamoraelalma.

"Las personas somos como ríos: nacemos desde un sitio alto, con un determinado caudal y calidad del agua; dependiendo del cauce por el que vayamos, del terreno, la contaminación, destrucción... tendremos más o menos accidentes, de mayor o menor intensidad. Y, finalmente, morirá, más o menos seco en un mar u otro río."

domingo, 5 de octubre de 2014

Proyecto Incluy@

Qué ganas tenía de contar esta noticia! Un proyecto en el que me propusieron participar y en el que antes de dejarles terminar de qué iba, dije SÍ. Se trata del Proyecto Incluy@: Iguales en diversidad. Un proyectazo chulísimo y muy prometedor dirigido por ByL Inedu para los alumnos de Formación Profesional de las Escuelas San José de Valencia; consiste en acercarles lo máximo posible al mundo de la diversidad funcional/discapacidad, que sean conscientes de los problemas tan grandes que tenemos, en cuanto a accesibilidad se refiere, y las enormes barreras arquitectónicas a las que nos tenemos que enfrentar. Porque hasta que no te ves en una silla sin poder levantarte -para subir los dos escalones de la entrada o cerrar la puerta del baño hacia dentro- o con la visión en negro con un bastón, no eres consciente y no ves ese pequeño escalón que una silla no puede subir. (Brutal este vídeo)

Me alegro tanto tantísimo, que Bernat contara conmigo para darles una charla de sensibilización (22 de octubre en Jesuitas) a los alumnos, para decirles que tenemos un problema, un problemón, y que hay muchos que parece que no se enteran; que nos causa mucha rabia, mucho coraje e impotencia. A estas alturas, aún me pregunto... ¿Accesibilidad para todos?

Porque como dijo El Langui en la Conferencia del sábado por el Día Mundial de la Parálisis Cerebral: “Tenemos un condicionante, pero podemos hacer cosas que la gente ignora. Tenemos que currar el doble”

Julio. Preciosa tarde-noche de playa.
Foto: Pepa B.