Páginas

martes, 25 de diciembre de 2012

Con sólo una sonrisa...

Un año hace por estas fechas, me enteré por casualidad que la enfermedad que me hacía ser rara desde niña, era la Ataxia de Friedreich. Fue un golpe duro, inesperado, pero por otro lado, también fue un alivio. Creo que no me pilló en un buen momento, aunque la verdad, tampoco sabría buscar el momento más idóneo para semejante notición. Trastocó por completo mi vida y en ese momento, todo coincidía. 

Pero no os creáis que de la noche a la mañana la vida se me volvió de color de rosa… Me tuve que dar “un par de guantazos” para darme cuenta de lo que estaba pasando. He llorado mucho, es una rabia…
Ahora voy a días… algunos son muy buenos, estoy eufórica y me quiero comer el mundo, en cambio los días malos, son muy malos. Pero no puedo hacer más, de momento es lo que hay… Sería un poco egoísta si quisiera dar la espalda al problema y lamentarme todo el día. Porque no puedo dejar de pensar que yo tengo la Ataxia, pero mis padres y mis hermanos también. No sólo yo sufro las limitaciones, ellos también y se ven obligados a tomar decisiones…

domingo, 23 de diciembre de 2012

FELIZ NAVIDAD Y FELICES FIESTAS

Me gustaría preparar en estos días, un árbol de Navidad muy especial y colgar, en lugar de regalos, los nombres de todos mis amigos. Los de cerca y los de más lejos. Los de siempre y los que tengo ahora.
Los que veo cada día, y los que encuentro de vez en cuando. Aquellos a los que siempre recuerdo y a los que a menudo olvido. A los constantes y a los inconstantes. A los de las horas alegres y a los de las horas difíciles. A los que sin querer herí, y a los que sin querer me hirieron. Aquellos a quienes conozco profundamente, y aquellos a quienes solo conozco por su apariencia. A los que me deben algo y a los que les debo mucho. A los amigos humildes y a los amigos importantes. Por eso los nombro a todos, a todos los amigos que han pasado por mi vida. A los que recibís este mensaje y a los que no lo recibirán. Un árbol de raíces profundas, para que vuestros nombres no se puedan arrancar jamás. Un árbol que, al florecer el año que viene, nos traiga salud, amor y paz.
Ojala que por Navidad, nos podamos reencontrar compartiendo los mejores deseos de esperanza dando algo de felicidad a aquellos que lo han perdido todo.

Espero que paséis unos días preciosos en familia y que seáis muy felices.
Mis mejores deseos para el 2013; tengo el presentimiento de que va a ser un año brillante para todos.
¡¡¡¡Nunca perdáis la sonrisa!!!!


viernes, 7 de diciembre de 2012

María vino aquí a luchar

Llevaba muchos meses pensando en este viaje, en conocerla, en darle un abrazo, en mirarle a los ojos… El Día internacional de la Discapacidad, el mismo día de su cumpleaños: MARÍA PINO BRUMBERG PRESENTARÍA “YO VINE AQUÍ A LUCHAR” EN MADRID!!!
Iba a ser una locura, lo sabía, pero mejor eso que no coger un avión a Tenerife; y la ilusión tan grande que tenía yo, qué?

Lunes, 3 de diciembre en la Casa Canarias de Madrid, a las 18.30h. Entro y veo el perfil de la silueta de una chica. ¡¡Tiene que ser ella!! <<¿María?>> Siiiiiiiiiiiiii, es ella!